Post de opinión


Desde la pasada semana se han alzado voces criticas contra el ozono. Con este post, queremos mostrar nuestro punto de vista más objetivo al respecto.

El problema radica en el mal uso o desconocimiento de la aplicación del mismo, que no debe ser aplicado sobre personas, ni en presencia de estas, y muy importante debe ser aplicado únicamente por especialistas.

Actualmente el ozono es el método más utilizado en todo el mundo para combatir el coronavirus, desde hospitales, ambulancias, vehículos oficiales de policía, taxistas, al que se han sumado todo tipo de establecimientos, empresas, oficinas, comercios, hostelería…

Desde hace años ozono ha demostrado su eficacia para eliminar virus al 99.9% sin que suponga un peligro para personas, animales o plantas, actualmente los resultados en superficies son positivos, pero se encuentra pendiente de la resolución por parte de la ECHA (European Chemicals Agency), el organismo europeo que evalúa los desinfectantes, y en estos momentos, se apremia su resolución al respecto.

El peligro como comentábamos anteriormente radica precisamente en esa popularización, al no estar en el listado de biocidas, no dispone del correcto etiquetado que avise de su peligrosidad y etiquetado, y, por lo tanto, no se está haciendo un correcto uso, por eso mismo como lo importante es que debe ser aplicado por especialistas. 

Datos mínimos que se han de conocer:
  • Ozono NO se puede aplicar el en presencia de personas, irrita los ojos y el tracto respiratorio. La sustancia puede afectar al sistema nervioso central, dando lugar a alteraciones funcionales. La inhalación de gas a una concentración por encima de 5 ppm, puede causar edema pulmonar. Los efectos pueden aparecer de forma no inmediata. El líquido puede producir congelación. La inhalación provoca dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, jadeo y dificultad respiratoria. En contacto con los ojos provoca irritación y mucho dolor. En contacto con la piel provoca irritación y riesgo de congelación.
  • Para poder aplicar el Ozono se deben utilizar EPIs adecuados: guantes, protección facial y ocular combinada con protección respiratoria.
  • Tras su aplicación, es necesario ventilar el lugar antes de su uso.
  • El ozono es muy reactivo y oxidante, puede reaccionar con sustancia inflamables y combustibles produciendo reacciones químicas peligrosas.

Etiquetado ozono






Más información de nuestros servicios: www.limpiezaozonozaragoza.com

Entradas populares de este blog

Nos presentamos, La desinfección con OZONO contra el Coronavirus

Los tratamientos con ozono deben ser realizados únicamente por especialistas